En setiembre de 2012 nuestra hija de 9 años empezó a quejarse de dolores de cabeza y a forzar la vista escribiendo o mirando la televisión, nos dimos cuenta de que tenía un problema ocular , la llevamos a una oftalmóloga y a una óptica, las dos nos prescribieron gafas correctoras de miopía y sin ninguna otra opción terapéutica.No nos quedamos conformes con eso y buscamos otras opciones, entonces conocimos a Eduardo, un optometrista , el nos contó que nuestra hija tenía un problema de aprendizaje ocular, no sabía enfocar, y que mediante un tratamiento a base de ejercicios y terapia visual mejoraría mucho. Empezamos terapia enseguida y la niña iba muy contenta y motivada, al cabo de un par de meses su dolor de cabeza mejoro mucho y su profesor ya notó cambios en su rendimiento escolar, pero es ahora al cabo de un año de terapia cuando los resultados son más espectáculares, la niña normalmente no pasaba de notables( lo cual no era motivo de preocupación por nuestra parte) y ahora a mitad de curso casi todo son excelentes y los profesores están alucinando con su rendimiento, la niña está contentísima ( nosotros también ) y estamos convencidos que es gracias a Eduardo y su terapia. GRACIAS EDUARDO!

SANTI BARRIL , ROSA MAÑOSA y FIONA

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Cayetano Rosa Garrido